bar

​CÚ

Se encienden despacio las coloridas y expresivas calles de la Candelaria. El suelo se vuelve un camino de experiencias, el cielo tiene un aire alegre y se siente la magia.

 

El centro histórico se convierte en presente, no es pasado; es vida hoy. Todo Bogotá clava su mirada en la quinta versión del Festival Cultural y Feria de Arte Barcú.

reportaje

La Candelaria se vistió con sus mejores colores para que cada visitante pudiera disfrutar de lo que allí había. La perfecta anfitriona para recibir a toda una ciudad hambrienta de cultura, con ganas de gozarse cada estación y cada obra.

 

Fue una fiesta donde, sin muchos trajes elegantes ni protocolos, se recibió a muchos invitados que esperaban encontrar arte, música, graffitis y, por supuesto, comida. Allí cada visitante encontró lo que buscaba, y con seguridad se llevó aún más de lo que esperaba de Barcú 2018.

 

El verdadero valor está en la rumba de identidades, apuestas y estilos que se convierte en un deleite para la cultura, especialmente la colombiana. ¡Qué grandioso es sentir que Bogotá revive!

 

17 casas del sector capitalino (Hacer el recorrido virtual) que más historias guarda en sus paredes, abrieron las puertas para ofrecer un espacio que creaba un circuito artístico; pero más allá de eso, generaba territorios de diálogo entre la ciudad, las ideas, el mundo y los corazones de todos los que quisieran participar. En este cuento del arte y su mundo -con todo lo que hay alrededor- no es necesario saber ni hacer, hay que sentir y transmitir.

 

Esta fiesta –como todas- dejó recuerdos y sentimientos. Quedó en los carretes de fotos o en la mente de muchos y significó grandes cambios para algunos, mientras que para otros fue un evento más. Sin embargo, todos hicieron parte de los 20.000 asistentes y celebraron la vida del arte, de la música y del mundo artístico que hay detrás. Y solo por esto, ya fue bueno.

 

Por 6 días parece que Bogotá puede volver a ser la Atenas de América. En el corazón de la fría capital se reúnen artistas, músicos, pintores y fotógrafos que se convierten en los responsables de revivir una alegre conversación intelectual que demuestra que Colombia es más que la mala imagen. Todo gira en torno a la necesidad de vivir las ideas, de cultivar la cultura.

 

Recorriendo galerías el alma se da cuenta que también necesita ser alimentada, no por afanes de la vida, ni por banalidades que no aportan mucho. Aquí el alma se deja llevar por colores, por sentimientos y entiende tantas cosas que se transmiten con delicadeza que es casi una escuela amable sobre disfrutar cada pincelada.

 

Bogotá tiene a Barcú para recordarle que en la diversidad está la magia y el camino. Este festival es, finalmente, eso: una celebración a lo diferente, la valentía de atreverse a entender que lo importante es la esencia y no la apariencia. Cada artista que es capaz de exponer sus obras para que otros las vean, hablen, ignoren, odien o amen es una persona dejando al desnudo su cuerpo para entregar sus creencias sin censura.

 

Esta vez Barcú tuvo la genial idea de incorporar al festival más representantes musicales. Las empinadas y habladoras calles de La Candelaria merecían su propia banda sonora que acompañara la fiesta. Era como una película de sonrisas. Con las "Noches Barcú" se busca dar visibilidad a músicos con proyectos nuevos y participarán, entre otros, el productor y coordinador del festival de Glastonbury (Inglaterra), Malcolm Haynes.

Barcú es una feria que le recibe con una sonrisa a todo tipo de público, todos están invitados. La alegría y la espontaneidad desafía la seriedad y la solemnidad del mundo del arte. Es, sin duda, una fiesta más natural, cuenta con un espíritu incluyente e informal. En su tercera edición, 17 galerías, 8 países presentes y 20.000 participantes serán los encargados de “untar de cultura” a la capital. ¡Qué bueno que Bogotá tiene a Barcú!

 
 
 

VOLVER 

María Alejandra Parra

Producción - Libreto - Piezas Multimedia

María Alejandra Lahidalga 

Script - Libreto - Reportería 

María Virginia Velázquez

Fotografía - Edición - Reportería

Ana María Meza 

Redacción del reportaje - Realización y montaje web

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now